1/8/08

Todos los críticos contra el No More Heroes

O lo odias o lo amas. Punto final.
Cuando un amigo me enseñó el trailer, muchísimo antes de que saliera en España, me quedé impactada por el estilo. Más tarde, cuando por fin se subieron escenas a youtube, me hipnotizó. La espera se me hizo eterna y tan solo compartía los nervios con mi entrañable compañero de clase, compartidor de frikadas y excelente camarada de videojuegos.
Un día, el esperado Día, llegó a mi poder. La sensación que experimenté se divide en muchos fragmentos. En mi interior hubo dos claras divisiones: mi parte femenina y mi parte masculina. Mi parte femenina aplaudía al protagonista, Travis, al cual, en mi fuero externo, interno y supraespinal, quería poseer carnalmente costase lo que costase. Lástima para mí que solo sea ceros y unos. Siempre me han gustado los hombres brutalmente macarras, algo descuidados, mentalmente originales y con un toque de arrogancia, deseo sexual marcado y patillas. Sin duda, algo que me saca hormonalmente de mis casillas es un mirar intenso. Y, sí, es un ser plano formado por polígonos y vértices; pero le han dotado de inmensos ojos y una feroz mirada. Y a mí eso, chicas, me deja literalmente en cueros a sus pies.
Ah... mi querido Travis.

En cuanto a mi parte masculina, la cual también se puso en órbita, deseaba arrancarle la camisa del todo a Silvia Christel. Y en cuanto a los demás personajes femeninos... o bien su carácter es brutalmente excitante, o bien han potenciado al máximo alguno de sus atributos hasta el punto de desconcentrarte en los combates, o bien poseen una característica extraordinaria. He de comentar, que durante el segundo combate clasificatorio sufrí algo similar al clímax sexual mental (sí, es posible). Creo que con eso está todo dicho... pero si sientes demasiada curiosidad ya sabes dónde puedes verlo. ;)

Lo genial de este juego es su guión. Es totalmente impredecible. Y cuando digo totalmente, es que tiene detalles que jamás, jamás, jamás habrás vivido en cualquier otro juego. Todos y cada uno de los personajes poseen un halo de misterio atrayente, que los convierte en únicos. Algunos solo aparecen unos minutos en escena, pero consiguen convencerte de su historia y empaparte de sus sentimientos. Tanto los malos como los menos malos, pasan a ser un punto clave en la personalidad del protagonista y, al mismo tiempo, de ti.

Es fácil de comprender que a alguien al que le guste el RPG, la estrategia o juegos como el Castlevania o el Zelda, detesten el NMH. Pero, eh, lejos de que no os guste, admitid que es una genialidad y SOBRE TODO, no oséis a afirmar que es una basura si no habéis jugado... o si no habéis jugado lo suficiente. Es una genialidad, porque desbarajusta todos los cánones del héroe y todos los guiones que yo haya visto en videojuegos. Sí, la temática es simple, incluso puede parecer aburrido; pero en el mismo instante que derrotas al jefe número 10, quedas irremediablemente prendado.

También está la cuestión de la censura. Después de lo que pasó con el Manhunt, fue censurado en Japón y Europa, dejándoles toda la diversión a los yanquis. Así, mientras que los americanos disfrutan de desmembramientos adornados con fuentes de sangre, nosotros nos tenemos que conformar con una nube de cenizas. Bastante cutre.
Por supuesto, yo tengo la versión no-censurada. Faltaría más.

Trailer

¡¡SPOILER!! Combate nº10

¡¡ULTRA SPOILER!! Combate nº1: la historia en versión lenta (para los más frikis :D)


Espero que disfrutes tanto como yo. Más es imposible.

VV

No hay comentarios: